Navidad, tiempo de amar

23.12.2016

De tan solo mencionar esta palabra me vienen mil recuerdos de la infancia  y el corazón se me regocija en un destello de luces de colores, villancicos . El  olor a chocolate caliente me invade y me llena de esa magia que transmite el amor, la familia, la honra a nuestros seres queridos que ya partieron a la eternidad y el perdón.

Para los creyentes y no creyentes, la palabra Navidad significa el Nacimiento de Jesucristo, quien vino al mundo para enseñarnos  con su vida que el amor es el principal motor de la creación. Es a partir de su nacimiento que contamos la historia de la humanidad, en esa narración está inmersa la historia de nuestras familias y sociedades. Es así que el mundo es uno solo, y las diferencias sociales, geográficas, económicas, políticas, religiosas pasan a un segundo plano para rendirle pleitesía a la Navidad, en otras palabras el nacimiento del más puro amor.

9505004b0cff6fc87c58ad68c14769c2

El espíritu de la Navidad está en el compartir desinteresado; la gratitud por todo lo que nos es atribuido y a veces pasamos por desapercibido. El desayuno de todos los días, el aire que respiramos, la bendición de tener nuestros cinco sentidos coordinados, las amistades que nos alegran la vida, nuestro esposo, nuestros padres, hijos, sobrinos, nietos, compañeros de trabajo, aquellos seres queridos que se encuentran lejos de casa de quienes tenemos la certeza que son como golondrinas que volverán al hogar.

giphy-2

 

Son estas fechas en que los abrazos se sienten con más calor, las canciones se cantan con más devoción, es cuando el perdón toca a la puerta de los corazones para sanar heridas. ¿Te acuerdas de Scrooge y los fantasmas de la Navidad? Es un cuento escrito por el novelista inglés Charles Dickens en 1843 – A Christmas Carol – esta historia ha sido llevada al cine y al teatro. Es una crítica social a lo que el egoísmo, el consumismo y el afán de acumular bienes materiales puede llevar a la destrucción del ser humano. El señor Scrooge es visitado por tres fantasmas de las navidades pasadas, futuras y presentes que le hacen pensar en cual sería su triste final si continua con su actitud avara… no te sigo relatando el cuento para que lo veas en la tele o lo busques en los libros y si es que ya lo conoces, siempre es bueno verlo una vez más.

El hecho es que de alguna manera todos tenemos a un Scrooge dentro de nosotros en mayor o en menor medida, alguien a quien perdonar, algún familiar a quién visitar, alguna actitud que debamos cambiar, alguna persona con quien no habíamos pensado compartir, etc.

450618ee56ce5fce3ac6fadd0ea184cf

 

Y es que la Navidad es todos los días cada vez que decidimos hacer algo bueno por alguien y desprendernos del ego.

¡Feliz navidad infinitamente hermosa y venturoso 2017! Gracias por leerme ,

 

fa566dc50addc99d9c699cc7181bae03

giphy-3

 

0 Comentarios

Coméntame!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *